0

13 DE JUNI0 DE 1921: PRESIDENTE LEGUÍA VISITÓ SAN ANTONIO INGRESANDO POR EL FAMOSO BARRIO CHALACO…

FOTO HISTÓRICA: El Presidente de La República AUGUSTO BERNARDINO LEGUÍA y SALCEDO, quien 2 veces ocupó la presidencia entre 1,908 a 1912 y de 1919 a 1930 visitó SAN ANTONIO, el 13 de junio de 1921, ingresando por el antiguo BARRIO CHALACO, llamado a partir de ese año como Calle INDEPENDENCIA NACIONAL con motivo de conmemorarse el CENTENARIO de dicha efemérides, según las crónicas su visita fue posible gracias a la fama de heroicidad de los 13 valientes que enfrentaron  y defendieron a San Antonio en la guerra con Chile, cuando estos invadieron el distrito, ellos sólo estaban provistos de palos, machetes cuchillos, atados a los extremos de unas largas cañas y con un arma muy poderosa, que era el inmerso amor por el Perú; el 23 de diciembre de 1880 el Tte. Gobernador DON FRANCISCO FRANCIA CUYA, al tener conocimiento que las tropas chilenas habían arribado en Bujama, dio La orden que los pobladores se retirasen a Calango por motivos de seguridad, días antes se había constituido el GRUPO DE VALIENTES” conformado por: Don Celestino “El Comandante” Conde, como Jefe, Ignacio yaya, Norberto Chauca, Nicolás Chumpitaz, Dionisio Torres, Candelario Quispe; Nolberto “Coraza” Arias, Raymundo “El loco” Villaflor, a quien se le encontró crucificado en la casa de Doña Jacoba Chumpitaz (cerca de la Acequia Grande) acribillado por 30 balas, es decir lo utilizaron para hacer ejercicio de tiro y cundir el temor, se incluye a Genaro “Cabo pelota (Coayllo) y Don Francisco tejada (San Vicente)…entre otros. Ellos hicieron retroceder al enemigo en días previos (leer otras crónicas en www.poderpolitico.info); sin embargo estaban desprovistos de elementales armas de combate, en la noche buena y navidad del 24 y 25 de diciembre de 1880, SAN ANTONIO estaba completamente iluminada por las enormes leguas de fuego, que levantaban el voraz incendio, presentando un aspecto indescriptible de dolor y abuso del enemigo invasor, a las 4 de la mañana del día 26, el pueblo gemía de dolor, olía sus cenizas, al retirase las tropas chilenas juraron que como el ave fénix utilizarían sus cenizas para levantar a un nuevo pueblo, orgulloso de su historia, muy pronto se pusieron a trabajar en largas jornadas comunales para levantar un nuevo templo, la casa de la agencia municipal, entre otros locales y todas las casas humildes de material rustico de la época que fueron destruidos e incendiados por el invasor; esta lección de los gladiadores del ayer, es una OBRA MAESTRA de identidad local que debe perdurar para siempre en nuestros corazones.,. ¡VIVA SAN ANTONIO!

M. Antonio Agapito Manco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Security Code: