0

PONCE FEIJOO, ALAN Y LA CAMPAÑA

Escrito por: Jose Alejandro Godoy .Desde el Tercer Piso

El viernes 17 de junio de 2011, Ollanta Humala y Alan García se reunieron en Palacio de Gobierno. Era la primera vez que ambos personajes sostenían un encuentro luego de las elecciones presidenciales en las que Humala ganó y García no ocultó sus simpatías por otros candidatos que no fueran él.

Habían transcurrido 5 años de una tensa campaña electoral que los había enfrentado y en la que García ganó por haberse vendido como “el mal menor” frente a un Humala errático y demasiado aupado a Hugo Chávez, lo que le costó la presidencia. Luego de un lustro de pragmatismos, terquedades y redefiniciones, el líder de Gana Perú se convirtió en el nuevo presidente del Perú.

Pero el tema que no se habrá tocado en esa mesa, sin duda, tiene que ver con la campaña del 2006 y, sobre todo, con el protagonismo que un personaje tuvo en la misma: Manuel Elías Ponce Feijóo.

La mayor revelación del libro Petroaudios de Gustavo Gorriti está contenida en las páginas 87 y 88. Allí, Gorriti relata un encuentro, en plena campaña del 2006, entre Ponce Feijoó y García (los links son añadidos míos):

Durante la campaña electoral de 2005 – 2006, fuentes familiarizadas con el pensamiento de Ponce Feijóo sostienen que el entonces candidato Alan García lo convocó a la oficina que tenía en el Paseo de la República, cerca del edificio de RPP, “cuando apareció lo de (el audio) de Popi (Fernando Olivera) y (Genaro) Delgado Parker“. Eso fue en octubre de 2005.

De acuerdo con versiones confiables, Ponce Feijóo le conto a García que sus comunicaciones electrónicas – incluso correos electrónicos muy personales – habían sido interceptadas y penetradas antes de su ingreso al Perú. Ponce Feijóo habría añadido que nada se hizo público entonces porque él se cuidó de que no saliera y guardó la información. (Ojo, la información de los correos chuponeados de Alan, que fueron encontrados en una de las computadoras de Business Track, se conoció hace algunos meses,nota de DTP)

Según el mismo relato, García y Ponce Feijoó bajaron al semisótano del edificio y ahí discutieron rivales electorales: “Usted ayúdeme con el comandante que yo me encargo de la Gorda”, habría dicho García. La referencia volumétrica era a la candidata Lourdes Flores, quien entonces tenía más sobrepeso que García.

Todo indica que Chito Ponce ayudó, porque luego hubo algunos apristas prominentes, entre ellos Agustín Mantilla, que sugirieron que aquel fuera nombrado jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia. También como es sabido, hizo luego “barridos” electrónicos en el Congreso a petición de Mercedes Cabanillas.

(Gorriti, Gustavo, Petroaudios. Políticos, espias y periodistas detrás del escándalo, Lima, Editorial Planeta Perú, 2009, pp. 87 – 88).

El 22 de noviembre de 2009, a pocos días de difundido el texto, Caretas confirmó la existencia de audios y correos electrónicos vinculados a la campaña de Humala en poder de los chuponeadores:

CARETAS pudo confirmar que la segunda semana de octubre, durante las diligencias de visualización y escucha del contenido de las comunicaciones interceptadas, emergió un importante paquete de audios y correos electrónicos que revelan la interceptación a Ollanta Humala y sus principales colaboradores en el tramo final de la campaña en el 2006.

Aunque la semana del hallazgo las diligencias solo se efectuaron hasta el 7 de octubre por el feriado largo, el material descubierto sería bastante copioso.

Los audios escuchados hasta ahora corresponden a las conversaciones entre Ollanta Humala y su hermano Alexis, el entonces candidato a la vicepresidencia, Gonzalo García Núñez, el ex candidato al Congreso por Cajamarca, Jorge Quevedo Martínez, y el actual congresista Álvaro Gutierrez. También emergió un diálogo entre la esposa del líder del Partido Nacionalista con la controversial ex funcionaria de la embajada venezolana Virly Torres. En agosto último, CARETAS 2090 reveló que las comunicaciones de Torres habían sido “chuponeadas” al menos entre el 2006 y el 2007. Más de trescientas de sus conversaciones fueron encontradas en el material de BTR.

Hay más audios relacionados con el humalismo, pero falta identificar a los personajes.

Los correos electrónicos corresponden a las comunicaciones sostenidas entre los integrantes del comité político de los entonces aliados Unión Por el Perú y el Partido Nacionalista.

Posteriormente, el domingo 25 de noviembre de 2009, García negó haber ordenado espiar a Humala y dijo que fueron sus errores los que le costaron la Presidencia. Y sobre Gorriti dijo que era “un novelista”.

La respuesta no se hizo esperar. En su columna habitual en Caretas, el 29 de noviembre de 2009, Gorriti le respondió a García con más datos:

La relación de Ponce Feijóo con su campaña presidencial, se dio a través de otro cuentista: Hernán Garrido Lecca. Fue el hoy vicepresidente Giampietri quien lo contactó con el versátil ex ministro, a quien su brusco adelgazamiento le ganó el inmejorable apodo de “llanta baja’, y quien ahora se agarra a cañazo limpio con los Wong en Andahuasi.

Fuentes muy confiables indican que antes de reunirse con usted, Ponce Feijóo tuvo varios encuentros con el grupo encargado del plan de gobierno del Apra. Era convocado por Manuel Casalino Grieve, quien murió en un accidente de tránsito hacia el final de la campaña de 2006. Ahí se encontró más de una vez con Jorge del Castillo.

Cuando fue a buscarlo a su oficina en el Paseo de la República, Chito Ponce fue recibido por su secretaria, Mirtha Cunza, quien también lo despidió. Quedaron en hablar a través de ella. Ponce acordó entonces en identificarse con el seudónimo de ‘Javier”, y llegó y se fue en un auto conducido por un chofer proveniente de la Marina.

Hay más datos, claro está, pero me parece que podemos dejar el evento establecido, ¿no le parece? Admitamos que corresponde a la verdad de los hechos y dejemos los cuentos para otras cosas.

Hasta el día de hoy seguimos esperando una respuesta del Presidente a estos datos.

En plena campaña de la segunda vuelta electoral de 2011, El Comercio publicó los audios de conversaciones interceptadas a la ex funcionaria venezolana Virly Torres, con los que se quería demostrar que había un vínculo entre Caracas y Humala. Los audios, a decir verdad, son bastante inocuos, pero la historia que contaron los periodistas Oscar Castilla y Fabiola Torres da cuenta de lo siguiente:

Sin embargo, no se ha logrado obtener los diálogos interceptados a Virly Torres antes o durante las elecciones presidenciales, ni los supuestos audios en los que aparecen las voces de Humala o Nadine Heredia.

La operación de interceptación a la diplomática, junto a los audios del Caso ‘Petroaudios’ de los apristas Rómulo León y Alberto Quimper, salió a la luz en enero del 2009 tras la captura de Ponce y del resto de integrantes de BTR. Al ex agente se le incautaron los audios de Torres Curvelo, y desde entonces surgieron varias interrogantes: ¿Quién pidió a Ponce y a BTR a realizar la interceptación de la funcionaria chavista en la campaña electoral del 2006? ¿A cambio de qué realizaron estas actividades? y ¿Para qué iban a utilizarse dichos audios?

Estas son preguntas que siguen sin respuestas. Pero algunas de ellas podrían aclararse los siguientes meses. Ayer, IDL-Reporteros sacó una bomba. Ponce Feijóo indicó donde se encontrarían los documentos que demuestran su relación con García:

“En el MOA 19 están las fechas en las que me reuní con Alan García y otras en las que me reuní con Garrido Lecca; los correos electrónicos que mandaba García… antes del debate [del año 2006]”.

¿Qué es el MOA 19?

Es un disco duro externo, de backup, que fue incautado en la casa de Manuel Ojeda Angles, cuando fue intervenido. (…) La fiscalía no lo toma en cuenta porque no encuentran nada, dijeron que no había nada relevante.… [pero] la jueza se pone intransigente y quiere ver.…

¿Y contenía información importante?

Hay tanta información, que son páginas de páginas que hay ahí… ahí están los archivos de García, de del Castillo.

¿Hay prueba documental de la vinculación con García y Garrido Lecca?

Con Garrido Lecca, por supuesto… él le deja a mi mujer un mensaje que quiere verme en su casa. Yo voy a verlo y me da lo de Ollanta. (…) Cuando son gobierno, a mí me da el grado Alan García. Eso fue el 18 de octubre de 2006.

Pero no es lo único que reveló Ponce. También señaló su presencia en una reunión de inteligencia en Palacio de Gobierno cuando García ya era Presidente de la República:

¿Pero lo vio después que García asumió la presidencia?

Posteriormente a esa fecha, mes o mes y medio [hacia fines de 2006], hace una reunión en Palacio, de toda la gente de inteligencia, que estaba manejando la gente de la Fuerza Armada. Me invitan allí… Me invitan a esa reunión; yo asisto, sin voz ni voto, era como que yo estaba de observador. Cuando termina la reunión…

¿Fue invitado por el propio García?

Claro. Exactamente. Me recibe Nava, me dice, usted siéntese acá, me senté con Giampietri. Estaban todos los de las Fuerzas Armadas.

¿Quiénes más estaban?

Estaba el cabezón Gonzales Posada. Yo estaba sentado al lado derecho de él. Estaba el coronel Bertran, y otros; Cárdenas Sáenz que es mi amigo, el que mejor hizo su exposición. A mí [García] me dijo: Oiga qué pasó, yo siempre esperándolo.

¿Eso dijo García?

Frente y delante de mis compañeros.… luego me retiré. Las cosas que se tocaron allí, no puedo cometer infidencia.

Hay que tener en cuenta que Ponce Feijóo fue voceado en varios círculos como nuevo jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia al inicio del gobierno. De hecho, Gorriti indica en su libro que varios apristas lo recomendaron para el puesto, incluyendo a Agustín Mantilla. Pero García prefirió al general Beltrán, con quien trabajó en su primer gobierno.

Ponce también contó detalles de las reuniones que también sostuvo con Garrido Lecca y Jorge del Castillo durante la campaña. Varias de las cosas que el marino en retiro refirió ya habían sido contadas por Gorriti en la respuesta al Presidente de la República:

¿Cuando vio a Garrido Lecca estuvo otra persona también?

Estaba Lucho Giampietri.

¿Cuántas reuniones con Garrido Lecca?

Dos.

¿En las dos estuvo Giampietri?

Solo en la primera.

¿Y con Jorge del Castillo se vio durante la campaña?

Lo vi a del Castillo en la casa de la calle 51. El que me citaba allí era el señor Cassalino, que falleció.

Finalmente, Ponce confirmó la versión aparecida en el libro de Gorriti acerca de García y la campaña electoral.

¿Y confirma haberse reunido con García durante la campaña también? Como sabe, García lo niega.

Por supuesto que sí. Él me dijo en el semisótano que me ocupara de Humala, que él se encargaba de la Gorda [una referencia a la volumetría que entonces tenía Lourdes Flores y que todavía no tenía García. N. de IDL-R] . Que había que soltar la información de que habían abierto lo de Madre Mía, para que pensara en eso y no en el debateLuego hablamos de sus cosas. De sus cosas que no han salido, hay unos archivos. Considero que no deben salir”.

La pregunta que queda al final es: ¿Qué “cosas” no deben salir?

M. Antonio Agapito Manco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Security Code: