0

PADRE JOSÉ ANTONIO AGUIRRE ABURTO, UN BUEN SACERDOTE QUE NO DEBE IRSE DEL DISTRITO DE SAN ANTONIO

La imagen puede contener: 1 persona, de pie

– “Nadie sabe lo que tiene, hasta que lo pierde”

– Humilde gestor para que San Antonio sea indiscutible CAMPEÓN de los Concursos de Religión de la PRELATURA, CAÑETE YAUYOS y HUAROCHIRÍ

– Inagotable labor espíritual y moral con la niñez y juventud

POR: MARCELINO ANTONIO AGAPITO MANCO

PODER POLÍTICO: Monseñor RICARDO GARCIA Y GARCIA cometería un grave error de cambiar al joven y brillante Sacerdote José Antonio Aguirre Aburto, quien ha realizado una extraordinaria labor pastoral que todo el pueblo San Antoniano valora.

En estas circunstancias de su eventual partida por Orden Superior las autoridades, hermandades, sociedades religiosas y el pueblo con el respaldo bien ganado, deberían emitir un memorial solicitando a Monseñor García rectificar dicho cambio.

Estoy convencido que los líderes de la iglesia católica tienen que cambiar su visión pastoral, los cambios debe darse en lugares donde los sacerdotes no cumplen bien dicha misión.

Quiero dejar en claro que al escribir estas letras, no hay amiguismo, sino reconocimiento a un trabajo sostenido y con resultados que brilla a donde se lo mire.

El pueblo de San Antonio no debe dejar ir al PADRE JOSÉ ANTONIO AGUIRRE ABURTO.

Para aquellos que desconocen la historia del distrito de San Antonio les presento un adelanto de mi Libro: “HISTORIA DEL DISTRITO DE SAN ANTONIO “EL AMANECER DE UN PUEBLO, CUNA Y CAPITAL DE LA MANZANA NACIONAL”

UN SORBO DE HISTORIA
“El 1 de diciembre DE 1921 por Orden Arzobispal Voccardo es nombrado a Mala y Salvador a la Vice Parroquia de San Antonio, es decir se produce un cambio que no satisfizo a los pobladores y no dejaron llegar al sacerdote nombrado, se pide a cualquier otro, menos al improcedente Salvador. Este hecho fue objeto para que la Agencia Municipal redactara un nuevo recurso al Arzobispo y se quedara el pueblo sin Párroco por varios meses, desde diciembre de 1921 hasta julio de 1922. El 24 de abril Voccardo llega a celebrar la Semana Santa como despedida pues había renunciado el cargo para irse al extranjero. En efecto después de celebrar la Pascua de Resurrección abandonó al pueblo, por exigencia del nuevo sacerdote de Mala Doctor Juan B. Chávez, quien se había interesado por los pueblos vecinos. La carta enviada por éste a Voccardo para que deje el pueblo aparece en una copia del Archivo Municipal.

El 26 de julio de 1922 el Arzobispo nombra como párroco de Chilca al Doctor Carlos Añasco quien se hizo cargo de la Vice-Parroquia, solucionando de esta manera el problema eclesiástico. (Fuente Revista EN MARCHA)”

Los que están de acuerdo que se quede pueden darle un LIKE y hacer un comentario.

M. Antonio Agapito Manco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Security Code: